27 abr. 2013

Consejos para que coman fruta o verdura

En las entradas correspondientes a la verdura y la fruta ya os comentaba que los agapornis suelen ser reacios a probar nuevos alimentos, sobre todo si están acostumbrados a basar su dieta sólo en semillas o pienso.
Para conseguir que coman verdura o fruta lo mejor es ponérsela por la mañana ya que es cuando más hambre tienen, aunque no siempre funciona así que deberemos echar mano de algunos trucos.

Hacer ver que nosotros mismos nos comemos dichos alimentos levanta curiosidad en los pájaros y puede que se lancen a saborearlos.

Otro modo será que en vez de ofrecerles la ensalada en el comedero y en trozos pequeños, podemos dejarla en piezas más grandes y engancharla por los barrotes de la jaula o en estos soportes que venden para ello.

Quizás prefiera trozos grandes

Una manera que seguramente les resultará irresistible es esparciendo semillas por encima, al intentar comerse las semillas terminarán picando (queriendo o no) algo de fruta y verdura. No es bueno abusar de este método porque al final comerán más semillas que del resto de comida, una vez veas que va aceptando la nueva alimentación, ponla sin semillas.

Por último, también puedes dejarles en su juguete favorito la comida y quién sabe, lo mismo resulta que en el comedero pasan de ella pero que si la sujetas en ese columpio al que tanto les gusta subirse, les dé por inspeccionarla y acaben degustándola.
Venden juguetes portapremios que están preparados para meter en su interior las chucherías que de vez en cuando les damos, pero que igualmente servirán para introducir aquella verdura o fruta que queremos que ingieran.

Portapremio

Y recuerda que si tienes más de un agaporni será más sencillo que acaben comiendo algo que nunca han probado si ven a su compañero picoteando la fruta o verdura en cuestión, suelen imitar mucho lo que hace el resto.

20 abr. 2013

Lista de verduras

Otro de los alimentos importantes en la dieta del agaporni es la verdura. Hay que lavarla muy bien antes de dársela y cada día se la pondremos en un comedero junto a la fruta. Podemos ponerle 2 ó 3 diferentes cada día, normalmente por la mañana la comen mejor ya que es cuando más hambre tienen.
Al principio son reacios a probar nuevos alimentos, pero si viven en pareja y ven que su compañero se acerca al comedero, terminarán picando aunque sea un poco.
También puedes hacer ver que te la comes tú, hará que preste interés por esa verdura y puede que le dé por probarla.
Pasadas unas dos horas retira lo que quede de comida, durante el tiempo que tengan disponible la ensalada de verdura y fruta si quieres no les pongas el pienso, así hay más posibilidades de que se coman su ración diaria de estos alimentos tan importantes en su dieta.

A continuación hay una lista de las verduras que pueden comer, hay 4 de ellas que debes darlas muy de vez en cuando o evitarlas si lo prefieres como por ejemplo el tomate. Tanto la espinaca como el perejil ingeridos en exceso pueden producir descalcificaciones o problemas renales y la lechuga al ser rica en agua no aporta apenas nutrientes.
La patata nunca se la ofreceremos, es tóxica para ellos.

Verduras

19 abr. 2013

Lista de frutas

Aquí tienes una lista con todas las frutas que puede comer, presta atención ya que hay una que no debes ofrecer a tu agaporni, el aguacate, porque es altamente tóxico.
Intenta que cada día tenga una ensalada con al menos 3 de las frutas que verás en la imagen, cada varios días dale otras distintas ya que no todas tienen las mismas vitaminas o nutrientes.
Además a algunas deberás quitarle las semillas o el hueso ya que podrían ocasionar problemas graves de salud o incluso la muerte. Lee esta entrada para saber más sobre este tema.

La fruta se la puedes poner en el comedero a trocitos, aunque si dejas piezas más grandes se distraerá picándola y puede que sea mejor forma de conseguir que la coma. Este alimento es muy importante en la dieta de un agaporni, recuerda que la ensalada también debe incluir verdura.
Lo mejor es ponerles el comedero por la mañana ya que es cuando más hambre tienen y hay más posibilidades de que se lancen a la macedonia de frutas y verduras. Durante un par de horas lo tienen que tener disponible, luego retírales lo que quede porque los alimentos empezarán a echarse a perder.

Mientras lo tengan puedes quitarles el pienso para obligarles a que coman la ensalada, aunque las primeras veces puede que la rechacen, que haya alguna fruta que les guste más que otra o que directamente pasen de probar alguna en concreto. Tendrás que ir fijándote para saber cuales come mejor, sé paciente y dale en diferentes ocasiones aquella que no quiera, a lo mejor un día le da por saborearla y termina gustándole.

Una manera de conseguir que demuestre interés es cuando ve a otro agaporni comiendo esa fruta que él rechaza, o si te observa a ti ingiriéndola.

Frutas

18 abr. 2013

Semillas buenas y malas

A la hora de alimentar a nuestras mascotas tendremos especial cuidado en no suministrar semillas y huesos de las siguientes frutas:

Semillas y huesos peligrosos

De no evitarles su consumo podríamos estar condenando a nuestro animal a la muerte ya que contienen cianuro, sustancia extremadamente letal.

Por otro lado, las semillas de las frutas de la siguiente imagen podrán ser ofrecidas a nuestro agaporni sin que represente ningún peligro:

Semillas buenas

Además estaremos proporcionándole una forma de enriquecimiento ambiental, dejar estas semillas dará al pájaro distracción asegurada al intentar extraerlas.
Hay agapornis que se comen mejor la fruta si se la damos en piezas grandes, aprovecha y si una de esas frutas es de las que tiene semillas que no le perjudican, no las quites y deja que sea él quien se encargue de ello, mientras picotea para sacarlas se divierte y quizás sea una forma de que coma algo más de lo que haría normalmente.
No te preocupes si ves que se las llega a comer, no le pasará nada, pero recuerda que deben ser semillas de las señaladas como "buenas".

16 abr. 2013

Cambio de semillas a pienso

La mayoría de agapornis, por no decir todos, que provienen de una tienda basan su alimentación únicamente en semillas. A la larga su salud se resentirá ya que no disponen de todos los nutrientes que necesitan, además suelen incluir pipas que en grandes cantidades afectan al hígado.

Lo ideal es que cambiemos las semillas por el pienso pero nunca lo haremos de golpe, aparte de que podría sentarles mal, un agaporni que no está acostumbrado a un alimento nuevo es capaz de no comer nada en todo el día provocando un desenlace fatal.
Normalmente no aceptará el pienso, las semillas son mucho más atractivas para ellos así que tendremos que tener mucha paciencia y observarlos durante los primeros días del cambio.
A continuación os cuento unos consejos para ayudar a la transición:

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que quizás el pienso que hayamos escogido no sea de su agrado, así que si después de haberlo intentado por activa y por pasiva no lo come, deberemos comprar otro.

Mi hermano y yo tenemos dos agapornis, Nyah y Jill, al principio la base de su dieta eran las semillas pero aconsejados por nuestro veterinario les cambiamos ese alimento por el pienso.
Al principio lo que hacíamos era ponerles el pienso durante todo el día y las semillas se las dejábamos media hora tres veces al día, así nos asegurábamos que comían pero mientras tenían el pienso siempre disponible. Lo único que conseguimos fue que se acercaran, lo olieran y como mucho lo revolvían pero sin apenas comerlo.
Pasados unos días fuimos más drásticos. Les dejamos todo el día el pienso y las semillas sólo a última hora de la tarde y muy poquitas, Jill empezó a comerlo poco a poco, pero Nyah no había manera, incluso empezó a perder peso. Por la mañana tenían siempre su ensalada de fruta y verdura.
Con Nyah tuvimos que ser muy pacientes, cuando estaba fuera de la jaula nos poníamos el comedero del pienso en la mano y hacíamos ver que nos lo comíamos, ella se nos quedaba mirando, luego venía Jill y lo comía y Nyah miraba... y finalmente se lo empezamos a dar directamente con nuestra mano hasta que un día nos lo cogió y desde entonces lo comía por sí sola.

Los agapornis se fijan mucho en lo que hace su compañero de jaula, o en este caso nosotros, suelen imitar nuestro comportamiento así que imagino que cuando Nyah vio que "nos comíamos" el pienso debió pensar que quizás no estaría tan malo.
Aclaro que Jill y Nyah no pueden estar en la misma jaula porque Nyah es muy territorial y ya hemos tenido varios sustos, por eso no ha podido ver como Jill comía pienso estando dentro.

Aquí tienes una tabla orientativa de cómo ir haciendo el cambio, pero ante todo, pesa a diario a tu pájaro y si notas que baja mucho no lo dudes y vuelve a las semillas hasta que consigas un método con el que se adapte a comer el pienso con normalidad.

De semillas a pienso

Otra manera de conseguir que lo prueben es exprimiendo una naranja por encima del pienso. Le pondremos el comedero por la mañana ya que es cuando más hambre tienen y se lo dejamos durante dos horas más o menos. Repetiremos esta operación cada día y examinaremos el comedero para ver si ha ido comiendo o por lo menos picándolo.

Un cambio de comida siempre tendrá que ser gradual, además hasta que acepte el nuevo alimento tomaremos la precaución de pesarle a diario para ver si baja muchos gramos, de ser así tendremos que optar por darle aquello que sepamos que coma bien antes de que la cosa empeore.
Pero no pierdas la esperanza, los agapornis son muy cabezones por eso nosotros lo tenemos que ser más y saber introducirle, en este caso el pienso, de forma que le resulte tan agradable como las semillas.

Mis agapornis ya comen muy bien el pienso y las semillas las prueban sólo una vez a la semana, les damos un puñadito a cada una. Además cada mañana tienen su ración de fruta y verdura.

El pienso lo tienen en el comedero todo el día, les llenamos sólo la base porque así evitamos tener que tirarlo si por casualidad cae alguna caca dentro, además que si se lo comen fresco del día lo cogen con más ganas.
Algo que les encanta hacer es mojar algunas de las bolitas en el bebedero antes de comerlas.
Os dejo un vídeo de poco después que empezaran a comerlo con normalidad, por aquel entonces les dábamos mezclado pienso del "normal" y del que tiene colorantes, el de color tiene un agradable olor a frutas que llama la atención de los pajarillos y quizás lo admitan más que el otro.
Nosotros tuvimos que retirarles por completo de su dieta el de colorantes porque a Jill le sentaba mal, ahora comen el Zupreem Natural Diet.


Si tienes un agaporni que estás alimentando tú con papilla y vas a destetarlo, te recomiendo que lo hagas con mijo y con pienso directamente, si no prueba las semillas no tendría por qué haber problemas para que lo acepte, pero recuerda, siempre controla el peso. Además aquí tienes una guía de cómo hacerlo correctamente.

13 abr. 2013

Guía para empapillar pollito de agaporni

¿Cuándo sacarle del nido?
El momento idóneo para sacar a un agaporni del nido es sobre los 20-25 días de vida, es importante que no sea antes porque el pollito necesita que sus padres le alimenten y de ese modo le pasen las defensas que necesita para crecer bien.
Si los sacamos más tarde del nido nos costará que acepte alimentarse con jeringa y puede que nos tenga miedo.

3 semanas de vida - Empiezan a aparecer las primeras plumas

¿Dónde poner el pollito?
Tendremos que poner al agaporni en un recipiente, ahí permanecerá hasta que empiece a intentar volar, y sólo lo sacaremos para darle la papilla o cuando tengamos que limpiar su "casa".
Totalmente desaconsejados los recipientes de madera o cartón ya que cuando haga cacas se mojarán y será imposible limpiarlos bien, además el cartón al humedecerse se irá rompiendo.

Podemos usar un tupper pero antes haremos unos agujeros en la tapa y nos aseguraremos que la temperatura que hay en su interior no es demasiado alta (nunca más de 35ºC). En vez de la tapa podemos poner una malla plástica.

Lo ideal es comprar un fauna box, una caja de plástico que está indicada para estos casos, la tapa tiene una rejilla para que haya una buena ventilación, además su limpieza será fácil y eso es fundamental para evitar infecciones.

Agaporni dentro del fauna box

¿Cómo preparar su nueva "casa"?
Dentro del recipiente que utilicemos ponemos una hoja de papel de cocina, o servilletas (siempre de papel), nunca debemos usar telas, algodón o cualquier otro material que se deshilache porque los dedos o patas del pájaro podrían quedar atrapados y acabar con una amputación. Sobre el papel extenderemos una capa de virutas de madera, jamás emplearemos serrín ni arena para gatos ya que ocasionan problemas respiratorios.

La caja la dejaremos en una zona tranquila, alejada de ruidos. Si el pollito es muy pequeño (con menos de 20 días) lo mejor será que no le dé la luz directa de una ventana, podemos tapar el recipiente con un trapo, dejando naturalmente, una parte descubierta para que haya ventilación.

Cambiaremos el sustrato en cuanto esté húmedo o sucio, quizás con un solo pollo no sea necesario hacerlo a diario, pero sí hay más, no dudes en renovarlo cada día.
Además de vez en cuando haremos una buena limpieza de la caja, sobre todo si vemos suciedad o restos de papilla pegada.

¿A qué temperatura debe estar?
El calor (junto con la higiene y la alimentación), es importantísimo para que el ave crezca sano y bien. Al no tener a sus padres o hermanos para darle ese calor, precisará de una fuente de calor externa.
Lee la entrada que hay específica para este accesorio y elige el que mejor se adapte a tus necesidades.
Recordar que dentro de la caja debe estar a una temperatura que ronde los 30ºC, aunque si ya empieza a tener plumas o nos encontramos en pleno Verano, con menos grados será suficiente.

Los agapornis tienen una temperatura corporal de unos 38ºC y el frío les crea malestar, de ahí la importancia de que mantengan ese calor mencionado, si le notas las patas un poco frías no quiere decir que pase algo malo, normalmente las tienen a 4ºC menos que el resto del cuerpo ya que tienen un mecanismo de refrigeración.

Preparando la papilla
Emplearemos un vaso de plástico (para evitar que se nos rompa durante el manejo) y que sea poco profundo.
La papilla debe ser específica para la cría de psitácidas, en esta entrada encontrarás las mejores con las que puedes alimentar a tu pollo.
Sólo como medida de urgencia en vez de estas papillas podremos usar papilla de cereales para bebés y/o pan rallado.

En el microondas o en un cazo calentamos agua, la echamos en el vaso y vamos añadiendo papilla mientras removemos a la vez que vamos deshaciendo los grumos que aparezcan, no debe quedar ninguno ya que podrían quemarle o ahogarle.
La papilla tiene que estar a unos 40ºC, lo mejor es meter el dedo unos segundos y si vemos que quema la dejamos enfriar un poco, no esperes demasiado porque fría les sienta mal porque ralentiza la disgestión.
Si por el contrario no está caliente podemos ponerla en el microondas o calentarla al baño María, agitándola bien luego con una cucharilla para que no queden puntos que puedan quemarle el buche.
Finalmente tiene que estar con la consistencia de un yoghourt, ni muy espesa ni muy aguada.

Jeringa con papilla

¿Cómo le damos la papilla?
La papilla deberá mantener los 40ºC (más o menos) mientras estemos dándosela. Puede que nos entretengamos más de la cuenta y que se enfríe. Podemos tener un vaso de cristal lleno de agua caliente y meter dentro la jeringa con la papilla ya dentro, para mantener esos grados. O en todo caso y como decía antes, volver a calentarla toda en el microondas o al baño María.
Utilizaremos jeringuillas sin agujas, las de 5 ó 10 ml. son las mejores para estos casos.

No dejes que se enfríe la papilla

Si el pájaro viene de un criador, tiene que dártelo estando adaptado a comer con jeringas. De no ser así o hemos sido nosotros los que lo hemos sacado del nido, las primeras tomas que le demos las cogerá con miedo.
Pondremos la jeringa en la comisura del pico y le dejaremos la suficiente cantidad para que la deguste, no le daremos demasiada para que no la escupa. Repetiremos esta acción hasta llenarle el buche (nunca hay que darle papilla sin antes habernos asegurado que el buche lo tiene completamente vacío).
El buche es donde almacenan el alimento antes de regurgitarlo y pasarlo finalmente al estómago, fíjate que mientras le damos la papilla le van apareciendo una especie de "burbujas" en la zona del cuello. Cuando veas que el buche lo tiene como en las siguientes imágenes querrá decir que ya lo tiene lleno y no deberemos darle más comida.

Buche lleno

Pasadas unas pocas horas y cuando veamos el buche de nuevo vacío (veremos que ese "abultamiento" a bajado totalmente), será momento de volver a darle de comer. Cuando el pájaro termine dándose cuenta que jeringa es igual a alimento, dejará de temernos y podremos empapillarlo adecuadamente.

La forma correcta de darle la jeringa es poniendo al pollito mirando hacia nosotros y por la parte derecha del pico, ya que si le damos la papilla por la izquierda hay posibilidades de que la papilla vaya a parar a la tráquea y de ahí pase a los pulmones provocando su muerte por asfixia.


Nunca le daremos la papilla con una cuchara ni se la pondremos en un comedero, ya que aparte de que se enfría más fácilmente, el agaporni se ensucia muchísimo.

¿Cáda cuánto le damos la papilla?
Si tiene unos 20 días de vida, deberá comer unos 7 ó 10 ml 4 veces al día (por la mañana temprano, mediodía, tarde y noche). Entre toma y toma deben pasar unas 4 horas y siempre hay que asegurarse de que el buche lo tenga vacío. De noche no será necesario que nos levantemos para dársela, intenta que no pase más de 8 horas sin comer.

Al principio y por nuestra inexperiencia y la del pollito a la hora de comer con jeringas, le mancharemos el pico, hay que limpiarlo en el mismo momento que se ensucie ya que si le quedan restos pegados y los ingiere más tarde, podrían ocasionarle daños graves para su salud.
Le daremos la cantidad que veamos que consigue tragar, sin prisas, una vez cojamos práctica darle cada toma de papilla será cuestión de segundos.

La papilla que nos sobre en cada toma hay que tirarla ya que fermenta y aparecen hongos, cada vez que vayamos a darle una nueva toma, prepararemos más papilla tal como indiqué anteriormente.
Lavaremos bien el vaso, cucharilla, jeringa y demás utensilios que hayamos utilizado cada vez.

Cada pájaro tiene unas necesidades, los habrá más comilones que otros y dependiendo de la edad deberán comer más o menos papilla, lo lógico es mantener el buche lleno y que jamás le demos una nueva toma si aún no se ha vaciado la anterior.

El destete y el paso a la jaula
Los primeros días el pájaro se los pasa durmiendo en la caja, pero alrededor de los 30 días de vida empieza a espabilarse y le verás moverse o juguetear con las virutas de madera. Además empezará a mover las alas y a estirarlas.
Será momento de ponerlo en una jaula, pero sólo a ratos y durante unos pocos minutos, más adelante podrá estar unas horas e incluso usará sólo el recipiente que le hayamos puesto, para dormir. Hasta que finalmente sobre los 45-50 días de vida (estando normalmente ya emplumado del todo), la jaula se convertirá definitivamente en su nueva casa.
Los primeros días que pase en la jaula, dejaremos las perchas a un nivel bajo y conforme veamos que se va acostumbrando a ellas podremos ir subiéndolas hasta dejarlas a una altura normal.

Sobre los 40 días de vida comenzaremos a darle alimento sólido y para entonces ya tendremos que haber espaciado las tomas que le demos. Cada 5 ó 6 horas por ejemplo.

Lo perfecto sería destetarlo con aquellos alimentos que vayamos a darle durante su vida, para iniciarlo en la comida sólida nada mejor que el mijo, empezamos con poquita cantidad dejándola en un comedero que sea de fácil acceso para el pájaro. Algo de verdura, fruta, pienso y semillas también servirán. Siempre pequeñas cantidades que dejaremos a su alcance en el fauna box o en la jaula. Además ya podrá empezar a beber agua, por lo tanto deberemos ponerle un bebedero, a poder ser de tubo, no vaya a ser que si le ponemos de los otros se meta dentro y acabe con problemas de hipotermia o digestión. Vigila que el bebedero no se caiga dentro del recipiente, cuando empapillé a mis agapornis los tenía en el fauna box y sujeté el bebedero con un trozo de precinto.

Una vez picotea alimentos sólidos notaremos que empieza a perder el interés por la papilla y ya no aceptará los 10 ml. que le deberíamos dar en cada toma. Será el momento de retirarle una toma, le daremos 3 al día, mañana, tarde y noche.
Tenemos que adaptarnos a lo que el pollito admita y darle únicamente la cantidad de papilla que quiere, insisto en que nos aseguremos que en cada toma el buche esté vacío.
Durante el destete es normal que baje un poco de peso, por eso es conveniente que desde el primer día que empecemos a alimentarle con papilla, le pesemos en una báscula de cocina y apuntemos su peso para asegurarnos que va subiendo o por lo menos que se mantiene o no baja demasiado.

Llegará un momento en que de 3 tomas diarias, pasemos a 2 (mañana y noche) hasta que por fin sea sólo la de la noche la que mantengamos, dándole los mililitros que pida, aunque hay que ir con cuidado con esto, pues hay agapornis que piden papilla por pedir y aún teniendo el buche lleno insisten en querer más.
Tampoco debemos hacerle pasar hambre, seamos coherentes y si notamos que no coge nada de comida sólida, le daremos la papilla que nos pida y necesite indiferentemente de la edad que tenga.

Normalmente sobre los 2 meses de vida ya se destetan completamente y notaremos un cambio en sus cacas, con la papilla eran más líquidas, ahora serán más consistentes.

Su primer vuelo
Sobre los 30-35 días de vida, notaremos que no deja de aletear y será entonces cuando en el momento que menos lo esperes dará su primer vuelo, así que hay que tener mucho cuidado y no estar cerca de ventanas abiertas porque, insisto, arrancará a volar de repente como si llevara toda la vida haciéndolo.

¿Dudas?
Si ves cualquier síntoma de que algo no marcha bien, como por ejemplo que pasan las horas y el buche no se le vacía, o que por el contrario lo tiene sin comida pero el pollito no admite comer... o alguna otra anomalía, no lo dudes y ponte en contacto con tu veterinario de exóticos para comentarle lo sucedido.

Agaporni comiendo mijo

10 abr. 2013

Las mejores papillas

Cuando tenemos un pollito de agaporni que vamos a alimentar, deberemos hacerlo con papilla, sobre los 25 días ya podremos separarlo de sus padres para que desde entonces seamos nosotros los encargados de darle de comer.
No hay que confundir la pasta de cría con la papilla, la pasta es un alimento que se pone en un comedero para que los padres se la ofrezcan al pollito mientras esté con ellos en el nido.
La papilla hay que prepararla con agua y se da con una jeringuilla directamente al agaporni.

Una papilla ideal sería aquella que no tenga más de un 10% de grasa, he seleccionado estas como las mejores que puedes encontrar para tu pequeño amigo.

Kaytee Exact - Proteína 22% y Grasa 9%                         Nutribird A21 - Proteína 21% y Grasa 8%

Kaytee Exact y Nutribird A21

      Zupreem - Proteína 22% y Grasa 9%                          Harrison Juvenile - Proteína 18% y Grasa 11%

Zupreem y Harrison Juvenile

También hay papillas con mayor aporte energético que son perfectas para agapornis que han sido separados de sus padres antes de tiempo, ya sea porque éstos le hayan rechazado o no. Además dichas papillas contienen enzimas que ayudan a mejorar, por ejemplo, la asimilación de los nutrientes o el desarollo muscular.
Una de las más completas es la Harrison Recovery Formula, contiene un 35% de proteína y un 19% de grasa.

Harrison Recovery Formula

Perfecta sobre todo si nuestra ave está enferma o necesita coger peso. No contiene pesticidas, colorantes, conservantes, aromatizantes ni fungicidas, algo que ayuda a mantener la flora intestinal intacta.

Todas las papillas mencionadas además de utilizarlas para empapillarle al salir del nido, nos servirán igualmente para cuando nuestro pájaro enferme y no coma o necesite un aporte extra (siempre bajo recomendación veterinaria).

9 abr. 2013

Jeringuillas

Las jeringuillas no solo van bien para alimentar a nuestras mascotas, sino que también para medicarlas. Por eso, siempre tendremos unas pocas de 1, 5 y 10 mililitros (de venta en farmacias) a mano. Si las compramos con aguja la sacaremos junto al protector, para no pincharnos, antes de administrar el medicamento o alimento.

Jeringuillas

Para administrar fármacos introduciremos la cantidad indicada por el veterinario en la de 1 mililitro y se la acercaremos al pico. Algunos agapornis se acercan y la toman sin protestar, otros huyen. En este caso deberemos coger al animal con un trapo, apretando lo suficiente para que no se escape, así evitamos que escupa la medicina.

Para dar alimento (papilla) usaremos las de 5 ó 10 mililitros, de nuevo, siguiendo las cantidades que nos haya dicho el veterinario, recordemos que siempre tiene que ser un veterinario de exóticos.

8 abr. 2013

Fauna box

Aunque mucha gente lo utiliza como estancia de recuperación, el fauna box se va a convertir en el primer hogar de tu agaporni tras abandonar el nido (sobre los 20 a 25 días de vida). Como su nombre indica, es una caja de plástico, transparente y con una tapa agujereada para permitir la entrada de aire.

No necesitamos que sea muy grande, con uno de unos tres litros de capacidad bastará, ya que nuestra mascota pasará buena parte del tiempo de las siguientes semanas durmiendo.

Fauna Box

Como alternativa podemos usar tuppers de tamaños similares, pero asegurándonos de que la temperatura interior es la adecuada una vez agujereada la tapa. También podemos usar algún tipo de malla plástica en la parte superior.

Colocaremos papel de cocina en la base y encima viruta de madera. Esta no solo actuará de "pañal" sino que mantendrá el calor procedente de una bombilla específica para tal objetivo o de una manta eléctrica puesta debajo (siempre con alguna tela o papel entre medias).
Una vez se encuentre el agaporni en su interior dejaremos el fauna box en un lugar tranquilo y alejado de la luz directa hasta que no le toque tomar papilla o sea momento de limpiar la caja (algo que haremos a diario para evitar que puedan quedar restos de comida que terminen fermentando o que el pájaro enferme por el contacto directo con las virutas sucias).

Cuando el animal alcance, más o menos, los 30 días de vida y veamos que aletea y empieza a moverse de un lado a otro de la caja, lo pasaremos a una jaula. Un rato los primeros días, aumentando el número de horas hasta devolverlo al fauna box sólo para dormir. A los 45 días de vida ya podría dejar de utilizarlo.

7 abr. 2013

Dando calor

Bombilla para dar calor
Si tenemos un pollito que estamos empapillando y pasa los días en el fauna box, necesitará una fuente de calor para mantener su temperatura corporal. Ésta oscila entre los 37ºC y los 39ºC y es muy importante que no baje de esos grados ya que el frío les ocasiona malestar.

Podemos ofrecerles ese calor por ejemplo con la ayuda de una manta eléctrica, la pondremos por fuera de la caja colocando una tela o un papel entre el fauna box y la manta. Nunca usarla de manera directa ya que incluso derritiría la caja. Dejaremos la manta con una temperatura baja.

Otra forma es usando bombillas que dan calor, las encontraremos en tiendas de animales o en el propio centro veterinario.
La mejor es la de cerámica ya que no da luz y podemos ponerla a la distancia deseada (con la ayuda de un flexo) para dar más o menos calor. De unos 25W será suficiente.
Una bombilla de infrarrojos también nos servirá, aunque estas dan un poco de luz.

Las rocas térmicas que se usan en los terrarios para reptiles será otra alternativa, la envolveremos con papel para evitar que nuestro pájaro se queme. Hay que ponerla dentro de la caja directamente.

Lo ideal es que dentro del fauna box el agaporni esté a unos 30ºC de manera continua.
Si tienes más de un pollito, verás como entre ellos se juntan unos a otros para darse y mantener el calor corporal.

Las fuentes de calor citadas no sólo ayudan a nuestro agaporni durante sus primeros días de vida, también las necesitaremos cuando enferme.
Como dije al principio de la entrada, mantener su temperatura corporal es muy importante ya que cuando están malitos les puede bajar provocando todavía un malestar mayor del que tengan. El calor incluso les ayudará en la recuperación.

En este vídeo aparece Nyah que ha estado unos días malita y ha sido necesario ponerle una bombilla para darle calor, ella se acercaba para sentirse mejor.

6 abr. 2013

Rejilla

En la base de la jaula es imprescindible que haya una rejilla para evitar que el agaporni esté en contacto con el sustrato pero sobre todo con las cacas.
No todas las jaulas vienen con este accesorio así que tendremos que echar mano por ejemplo de estas parrillas que venden.

Parrilla RSL

Es de metal y mide 100 centímetros de largo y 40 de ancho. Puedes cortarla con la ayuda de unos alicates para adaptarla a las medidas de tu jaula. Luego lima los bordes para que no se haga daño el pájaro.

También puedes usar esta parrilla para dividir la jaula en dos si necesitas tener separados a tus pequeños, utiliza unas bridas para fijarla a los barrotes.
Te vendrá genial para presentar a dos agapornis o si uno de ellos está malito y requiere que esté apartado de su compañero durante un tiempo.

5 abr. 2013

Mijo

El mijo es un cereal de semilla pequeña con alto contenido energético. La mayoría de las mixturas que existen presentan una o más variedades, pero también podemos encontrarlo en forma de rama. Los más habituales en tiendas de animales son las variantes amarilla y roja, pese a que existen muchos más como el blanco o el japonés.

Mijo amarillo y rojo

Estas ramas podemos colgarlas en la jaula con una pinza y el agaporni podrá ir comiendo cada vez que quiera. Hay que tener en cuenta que si tu mascota es de las que lo devoran en unos minutos, lo mejor es ir poniéndole el mijo de vez en cuando o, como hago yo, fuera, un día a la semana. Esta última opción es la más recomendable ya que la base de la jaula y parte del suelo alrededor de ésta, no acaban llenas de cáscaras y restos.

Destacar que, incluso siendo un alimento que les aporta muchos nutrientes y les puede venir bien en momentos de debilidad física y ayudar al pelaje, en abundante cantidad, el mijo (especialmente el rojo) puede provocar problemas en hígado y riñones debido al alto contenido de grasas. Por ello, no podrá usarse como base alimentaria, pero sí como complemento, chuchería o como transición de la papilla al alimento sólido de los papilleros.

Os dejo un vídeo donde aparecen mis agapornis Jill y Nyah disfrutando del mijo.

4 abr. 2013

El sustrato

En el fondo de la jaula tenemos que poner sustrato para que abosrba las cacas del pájaro, podemos utilizar de diferentes materiales pero nunca usaremos arena para gatos ni papel de periódico, ya que ambos perjudican al agaporni.

Barato y rápido de poner y quitar es el papel de cocina, aunque también sirven los rollos de papel multiusos ya que hay más cantidad y a la larga nos salen más baratos. Deberemos cambiarlo a diario. A mí me gusta mucho este "sustrato" ya que puedes ver perfectamente el tamaño de las cacas y el color de los uratos.

Papel multiusos

Otro sustrato que podemos utilizar son pellets prensados de madera o de papel, en este caso os hablo del segundo, en sacos de 10 litros, 20 o de 30, encontrarás un lecho que cumplirá bien la misión de recoger las cacas, con una capa extendida en el suelo será suficiente. Renuévalo una vez a la semana como mucho.
Los pellets de madera sirven también pero al mojarse se suelen ir deshaciendo por eso prefiero los de papel.

Sustrato Back-2-Nature

Este otro está fabricado con maíz. Si llegasen a ingerir un poco no pasa nada, deberás sustituirlo semanalmente más o menos.

Sustrato de maíz

La arena específica para aves también será una buena alternativa, cubre la cubeta de la jaula con ella y cámbiala cada semana o antes si la ves muy sucia.

Arena para aves

Recuerda que lo ideal será poner una rejilla en el suelo para que el pájaro no esté en contacto ni con el sustrato ni con las cacas.

Cuando el agaporni es papillero y lo tenemos en el fauna box tendremos que usar como sustrato virutas de madera, empapan muy bien y están libres de polvo. Es recomendable poner bajo este sustrato una hoja de papel de cocina para que nos facilite la tarea de limpiarlo cada día.

Virutas de madera

2 abr. 2013

Hora del baño

Los agapornis suelen disfrutar bastante del baño, si tu pequeño aún no está emplumado del todo es mejor esperar.
Sólo tienes que comprar una bañera de las que venden específicamente para ellos, normalmente la mayoría se adaptan a cualquier jaula aunque personalmente prefiero ponerla fuera porque chapotean tanto que dejan agua por todas partes y puede mojarse la comida.

Esta es la típica bañera, sencilla y de plástico.

Bañera Trixie

Esta otra bañera tiene una sujeción diferente y más fiable.

Bañera Trixie

Tan sólo tienes que llenarla, con dos dedos de agua será suficiente, y verás como disfruta lavándose. En Verano sobre todo si hace mucho calor puedes ponérsela a diario, el agua que esté a temperatura ambiente. En Invierno con un par de veces a la semana será suficiente y que el agua esté calentita.

Otra forma de bañarles es usando un pulverizador, a lo mejor al principio se asusta pero si le termina gustando se divertirá igualmente.

Pulverizador

No te extrañes si alguna vez observas como se "ducha" con el agua del bebedero, también puedes abrir un grifo y acercarle, se bañe como se bañe recuerda que no debes dejar al pájaro dentro de la jaula si está mojado, lo ideal es que salga fuera a volar para que se seque, de lo contrario podría resfriarse sobre todo en épocas de frío.
El baño es muy importante para el cuidado de las plumas, les incita a acicalarse con lo cual mejora el papel que desempeña el plumaje, regular la temperatura del ave. Además cuando están mudando evitará que el polvo que sale de las nuevas plumas acabe dispersado por la habitación.

Para acabar la entrada os dejo con este vídeo donde mis agapornis disfrutan de un baño, bueno más Jill que Nyah... jejeje.

1 abr. 2013

Las semillas

Muchos agapornis basan su dieta en este alimento sobre todo aquellos que provienen de tiendas. Las semillas es una forma sencilla de proporcionar comida a nuestra ave pero desde luego no es la más sana.
Debemos dárselas únicamente un par de veces a la semana y las pipas, que suelen venir en algunas bolsas, las podemos utilizar para ganarnos su confianza o como premio.
Las pipas tienen mucha grasa, sobre todo las típicas negras, y si podemos evitarlas mejor ya que a la larga su salud se resentirá.
De la gran variedad de semillas que encontrarás en las tiendas las que recomiendo son estas dos.

Específicas para agapornis de la marca Witte Molen, estas semillas incluyen pipas blancas. Tienen cereales, mezcla de hierbas 0,25% (albahaca, romero, hinojo, hojas de menta, ortiga), minerales (concha de ostra 1,8%), hortalizas, aceites y grasas, frutos secos (cacahuetes 1,0% ), frutas (bayas de serbal 0,75%), azúcar, levadura y huevo.

Proteína bruta: 12,5%
Grasa bruta: 7,2%
Fibra bruta: 7%
Ceniza bruta: 3,5%
Calcio: 7,5 g / kg
Sodio: 0,6 g / kg
Fósforo: 3,0 g / kg

Witte Molen

Estas otras son de la marca Living World y aunque son para periquitos, nuestros agapornis las pueden comer sin ningún problema, además no traen pipas de ninguna clase. Mezcla compuesta por mijo blanco, semillas de pasto para canarios, avena molida gruesa, mijo rojo, aceite de canola, carbonato de calcio, aceite de naranja, harinilla de trigos, aditivos y antioxidantes.

Proteína cruda: 12% mínimo.
Grasa cruda: 4% mínimo.
Fibra cruda: 9% máximo.
Humedad: 12% máximo.
Calcio: 0,2% mínimo y 0,4% máximo.
Fósforo: 0,2% mínimo.

Living World

Como dije anteriormente, con un par de días a la semana tendrán suficiente, un puñadito de semillas que encantará a nuestros pequeños.