16 nov. 2013

Limpiando y desinfectando

Lavar y desinfectar
La limpieza de los accesorios de nuestros agapornis es muy importante y no debemos descuidarla, no bastará con usar agua con jabón, de vez en cuando echaremos mano de la lejía con el fin de desinfectar sobre todo la jaula.

A diario tendremos que lavar con agua y lavavajillas, el que utilices normalmente servirá, tanto comederos como bebederos y por supuesto no olvides limpiar también la bandeja donde el ave hace sus necesidades y la rejilla si la hubiera. Acláralo todo bien antes de que lo vuelva a usar el pájaro.
Con este acto lo que estaremos haciendo es quitar la suciedad pero no mataremos los posibles gérmenes que puedan haber, por eso la lejía juega un papel fundamental.

Una vez al mes será suficiente para desinfectar comederos, bebederos, jaula, juguetes y perchas (que no sean de madera)...
Primero habrá que limpiar con agua y lavavajillas los accesorios y después procederemos a su desinfección.
Diluye la lejía en agua y con un trapo o estropajo limpia minuciosamente cada cosa, recuerda hacerlo en un lugar ventilado. Después hay que aclararlo con abundante agua y secarlo todo muy bien, si puede ser al sol mejor que mejor.

Por supuesto no dejes que el agaporni use nada que acabes de desinfectar, sobre todo si no está seco completamente o si todavía se nota el olor a lejía.

Los juguetes o perchas de madera no es bueno estar mojándolos a menudo para su limpieza, además que dependiendo del producto usado para desinfectarlo podríamos intoxicar al ave ya que es bastante difícil secar dicho material, por lo tanto lo mejor será ir reemplazándolos por otro nuevo.

Recuerda seguir una rutina a la hora de la limpieza porque de ello también dependerá la salud de los animalillos.

5 nov. 2013

Cuidado con las plantas

Hay plantas que son tóxicas para nuestros agapornis, así que ten mucho cuidado y si en casa sueles tenerlas, no las dejes a la vista de tu pequeño amigo porque muy probablemente tendrá la tentación de acercarse o incluso picotearla.

PLANTAS/ÁRBOLES TOXIC@S

Acacia blanca, acebo, acederilla, aleluya, trébol acedo, acónito, adelfa, adormidera, aguacate, albaricoque, melocotón, alheña, altramuz, lupino, amanita, amaranto, bledo, arce cólquido, arisaema, cebolla de pantano, arvejón, haba, asclepia, astrágalo, ave del paraíso, cabalongo, planta del coral, poinciana, azalea, azucena, banderita española, beleño, beleño falso, belladona, berenjena, boj, bola de nieve, bonetero, evónimo, cala, caladio, castaño de indias, castaño loco, castaño falso, celastrus, falsa dulcamara, celinda, falso jazmín, jeringuilla, cerezo, chumbera, cica, cicuta, ciruelo, clemátide, cohosh blanco, ojos de muñeca, colocasia, oreja de elefante, copa de oro, crocus, crotón tiglio, difembaquia, digital púrpura, dedalera, dondiego de noche, enebro, espino negro, aladierno, arraclán, espuela de caballero, albarraz, estramonio, higuera loca, trompetilla, ficus, filodendro, fitolaca, hierba carmín, flor de Pascua, poinsettia, estrella de Navidad, gelsemio, jazmín amarillo, glicina, gloria de la mañana, guisante de olor, helecho común, heliotropo, verruguera, hiedra, hiedra venenosa, hierba de San Cristóbal, cristobalina, hortensia, jacinto, junquillo, lampazo, bardana, laurel de las montañas, laurel tóxico, carisa, laureola hembra, mecereón, matacabra, lila de las indias, lirio, lirio de los valles, muguete, lobelia, matacaballos, lupulina, mal de ojos, marihuana, melón amargo, menisperpum, parilla, mimosa, narciso, ornitógala, leche de gallina, parra virgen, patata, peonía, peyote, poleo, menta-poleo, poto, prímula, primavera, hierba de la parálisis, ranúnculo, regaliz americano, ojo de cangrejo, jequirití, ricino, higuera del diablo, roble, roble venenoso, rododendro, romaza, acedera, lengua de buey, ruibarbo, salvia, saúco mejicano, senecio jacobeo, hierba de Santiago, solanum de Carolina, tabaco, tejo, tomate, tomaticos, cerezo de Jerusalén, naranjillo, trébol blanco, tulipán, vinca, vincapervinca, vinca menor, zigadenus, zumaque venenoso.

PLANTAS/ÁRBOLES NO TÓXIC@S

Abeto, acacia, aralia, árbol de angélica, abedul, eucalipto, haya, planta del caucho, fresno, alerce, magnolio, manzano, haya falsa, peral, pino, álamo, chopo, sauce, árbol pulpo, olmo, abelia, piña, ananas, madroño, nolina recurvada, pie de elefante, begonia, agracejo púrpura, bérbero, buganvilla, camelia, carissa, ciruela de Natal, cornejo, dalia, olivo de bohemia, olivo ruso, gardenia, toyón, hibisco, rosa de China, alegría, nandina, andrómeda, helecho pteris, espino de fuego, rosal, saúco, lilo, ajo, flor de lis, azucena híbrida, planta de jade, planta del dinero, echeveria, cactus de Pascua, pluma de Santa Teresa, Cactus de Navidad, aloe, palmito, cordyline, palo de agua, palmera datilera, yuca, ciso, ginura, ortiga de terciopelo, flor de cera, kalanchoe, madreselva, flor de la pasión, pasionaria, jazmín de estrella, jazmín de leche, parra, vid, adianto, eneldo, afelandra, fatsia, aralia, gayuba, margarita africana, esparraguera africana, aspidistra, nido de ave, calamento, albahaca de monte, caléndula, aciano, azulejo, oreja de ratón, manzanilla, cinta, achicoria, cardo, cóleo, eugenia, fittonia, clavelito de amor, lirio de la mañana, iresine, lisimaquia, maranta tricolor, melisa, toronjil, menta, hierbabuena, menta piperita, helecho, peperomia, petunia, madreperla, pilea, helecho de cuerno de alce, rafiolepis, ruellia, violeta africana, cola de burro, siempreviva, rosario, gloxinia, capiquí, picagallina, consuelda, tagetes, clavelón de la India, damasquina, diente de león, tradescantia manchada, capuchina, pensamiento silvestre.

Vigila qué plantas tiene a su alcance

Si el pájaro llega a ingerir algún trozo (por pequeño que sea) de las plantas citadas como tóxicas, vigila su estado general y ponte en contacto con tu veterinario de exóticos para que te recomiende si es necesario acudir a la clínica.
Los principales síntomas de una intoxicación son problemas gástricos, a nivel respiratorio, cardiaco y/o neurológicos.