23 nov. 2014

Picaje

Picaje por dermatitis
Si tu agaporni se arranca plumas constantemente estamos ante un caso de picaje, varias pueden ser las causas, lo importante es poner remedio a tiempo porque puede llegar a convertirse en un grave problema para su salud.

El picaje suele estar causado por estas condiciones:
-Una mala alimentación basada únicamente en semillas o pipas, carencia de vitaminas o enfermedades hepáticas causadas por una dieta alta en grasas.
-En época de cría la hembra se arranca plumas para construir el nido y el macho se acicala para cortejar, en ambos casos puede llegar a convertirse en una obsesión.
-Plumas rotas, contusiones, cortes...
-Dermatitis o infecciones de la piel.
-Enfermedades, sobre todo las bacterianas.
-Humo del tabaco o de la cocina.
-Los ácaros les pueden producir picor.
-Problemas psicológicos por el celo, aburrimiento, frustración...

Cuando estamos ante un caso de picaje lo primero que hay que hacer es acudir a un veterinario de exóticos para que determine la causa y sepa diferenciar si es por algo físico o psíquico.
Si es por un factor psicológico en ocasiones es bastante difícil de tratar, por eso es muy importante que observemos bien al ave y notemos si el picaje es en algún momento concreto.
Agapornis que pasan mucho tiempo solos, sin compañía humana o de otro ave de su especie, que no tienen una jaula lo suficientemente grande, que pasan mucho tiempo encerrados y sin distracción de juguetes en su interior... son agapornis que pueden acabar con picaje.

Nuestro veterinario de exóticos podrá aconsejarnos dependiendo de la causa como afrontar esta enfermedad, puede recomendarnos el uso de un collarín, aunque suele estresarles bastante y pueden volver a picarse una vez se lo quitamos.
También existen sprays con un sabor desagradable que al rociarlo sobre el plumaje evita que el pájaro se toque.
Dejarles la bañera a menudo les ayuda a acicalarse de una manera no tan agresiva.

El picaje, como decía al principio de la entrada, puede llegar a ser muy peligroso, no lo dejes pasar por alto porque el animal podría tener lesiones graves, hay agapornis que acaban completamente "desnudos" y sólo tienen plumas en la cabeza porque en esa zona no llegan para picarse.

25 oct. 2014

Germinados

Ofrecer de vez en cuando semillas o legumbres germinadas supondrá un buen aporte de vitaminas, enzimas, clorofila, aminoácidos, minerales y oligoelementos que ayudarán a la digestión del agaporni, incluso cuando están enfermos comer este alimento les será provechoso.
Estos beneficios nutricionales son más altos cuando empiezan las semillas y las legumbres a germinar, a partir del quinto día del crecimiento de la raíz disminuyen.

Para llevar a cabo este proceso puedes usar cualquier recipiente, un tupper, una olla, un colador, un frasco de cristal... o una propia germinadora.
Puedes darles las semillas y legumbres frescas a tus agapornis de la siguiente manera, en el envase escogido pon los alimentos que prefieras y cúbrelos de agua hasta que quede unos milímetros por encima. Déjalos en remojo durante toda la noche y a la mañana siguiente estarán listas para comer, descartando aquellas que hayan quedado flotando y escurriendo el resto hasta dejarlas secas antes de dárselas al pájaro.
Esta será una saludable forma de comer, pero si quieres que lo sea más aún entonces deberás hacerlas germinar.

Cada semilla/legumbre precisa de un determinado tiempo para germinar por eso hasta que nos habituemos será necesario usar tantos recipientes como semillas/legumbres distintas utilicemos. Eso sí, será obligado seguir unos sencillos pasos:
-No utilices semillas/legumbres que hayan sido tratadas con productos químicos.
-No utilices semillas/legumbres rotas o con mal aspecto.
-Mide la cantidad que vayas a dar, normalmente para un sólo agaporni con una cucharada será suficiente.
-Acláralas con agua hasta que la veas limpia.
-Déjalas en remojo unas 12 horas cubriéndolas de agua unos milímetros por encima, puedes añadir alguna solución antibacteriana para evitar el enmohecimiento y deja el recipiente en un lugar oscuro a temperatura ambiente.
-Pasado ese tiempo acláralas bien y escúrrelas hasta que simplemente queden húmedas.
-Volver a dejarlas en el recipiente en un lugar oscuro y ventilado.
-Mójalas varias veces al día y recuerda que sólo deben quedar húmedas.
-Cuando empiecen a brotar, esperar que se sequen y estarán listas para que el agaporni las coma.

Deberemos fijarnos que los brotes no tengan un olor desagradable ni moho, en tal caso los tiraremos, limpiaremos bien el recipiente y tendremos que empezar de nuevo todo el proceso de germinación.

La mayoría de semillas o legumbres necesitan de unas 12 horas de remojo, pero algunas precisan de menos tiempo, a continuación os dejo una lista detallada de cada una de ellas que pueden comer.

Semillas

ALHOVA: Son amargas y buenas para la digestión, el hígado y para despejar mucosidades.
ALMENDRAS: Remojo de unas 8 ó 12 horas. Usar sólo almendras con piel. No dejarlas germinando más de 2 días porque se vuelven rancias. Normalmente no aparece un brote sino que se hinchan.
AMARANTO: Remojo de unas 2 ó 4 horas. Los brotes pueden ser amargos.
AVENA: Usarla sin quitar la cáscara, las llamadas "avena entera" o "avena pelada" no germinarán.
ARROZ: Usar sólo el integral.
CALABAZA: Es raro su brote, puede llegar a tener bacterias y sabor rancio, por lo que se recomienda ofrecerlo tan sólo remojadas. 
CEBADA: Utilizar la cebada sin pelar, las cáscaras aunque sean duras les gustarán.
CENTENO: Si aparece moho, retirarlo de inmediato.
COL Y COL RIZADA: Son de sabor fuerte, pueden crecer estando verdes.
ESPELTA: Mejor los brotes de Invierno que son más duros que los de Primavera que son suaves.
LINO, ZARAGATONA Y CHÍA: Remojo de unas 2 ó 4 horas. Para brotar precisan de un recipiente de arcilla.
MAÍZ: Remojo de unas 12 ó 18 horas. Es duro y lento de germinar pero suele gustar bastante.
MAÍZ DE PALOMITAS: Remojo de unas 12 ó 18 horas. Es dulce y no es necesario humedecerlo tanto como el de mazorca.
MIJO: Sin pelar es el que mejor brota.
MOSTAZA: Las hay negras, marrones y amarillas. Las marrones son más pequeñas y difíciles de usar en las mezclas.
PIPAS DE GIRASOL: Con cáscara o sin ella, negras o rayadas.
QUINOA: Remojo de unas 2 ó 4 horas. Germinan rápido, poner durante la noche 1/3 de semillas y 2/3 de agua y a la mañana siguiente habrán brotado.
RÁBANO: Suelen gustar mucho.
SÉSAMO: Remojo de unas 2 ó 4 horas. Usarlas sin quitar la cáscara, a partir del segundo día se vuelven amargas.
TEFF: Remojo de 4 horas. Que sea el grano entero, tiene un sabor dulce que encanta.
TRIGO: Remojo de media hora.
TRITICALE: Es una mezcla entre el centeno y el trigo.

Legumbres

ALFALFA Y TRÉBOL: Remojo de unas 2 ó 4 horas. Utilizar un trapo de algodón o papel de cocina para evitar que las más pequeñas se cuelen.
GARBANZOS: Hacer sólo para un día ya que se estropean muy rápido.
LENTEJAS: Las de menor tamaño brotan con mayor rapidez. Tienen un sabor picante que encanta.

Importante, las habas crudas como la alubia común, la negra, judías, judías pintas y de soja y habas pueden provocar problemas de toxicidad en personas por lo tanto en aves puede suceder también. A excepción de los brotes de soja, que se pueden comer crudos si han crecido durante mucho tiempo, pero que no son buenos para germinar.

Teniendo unas medidas de higiene y siguiendo los pasos indicados las semillas y legumbres germinarán sin problemas de hongos. Aunque se puede usar para evitar la contaminación fúngica extracto de semillas de pomelo.

Germinado de garbanzos y lentejas

22 sept. 2014

La psitacosis

Diarrea verdosa
Esta enfermedad infecciosa también es conocida como ornitosis, fiebre del loro, clamidosis o clamidiasis y está causada por la chlamydophila psittaci.
La psitacosis es una enfermedad muy contagiosa y tiene una alta mortalidad. Su transmisión es a través del polvo de las plumas y de las cacas, sobre todo cuando éstas se secan. En aves adultas puede que no muestre síntomas en cambio en las jóvenes suele llegar a ser grave y mortal. El periodo de incubación puede ser de un mes y medio.

No hay ningún síntoma específico para esta enfermedad, embolamiento, conjuntivitis, sinusitis, temblores, diarreas amarillas o verdes, bajada de peso... cualquiera de estos síntomas bien podría tratarse de la psitacosis o de cualquier otra afección del animal. La bacteria de esta enfermedad ataca gravemente órganos como el hígado.

Para diagnosticar la psitacosis será necesario hacer radiografías, analíticas, pcr, serologías y raspados para obtener muestras orales y cloacales.
Las aves que están siendo tratadas pueden dar negativo aunque estén infectadas por eso es importante no dar nada hasta tener un buen diagnóstico.
En la serología veremos las defensas que el agaporni tiene frente a la infección. Si sale alta quiere decir que la infección está activa, en cambio si sale baja puede ser que esté empezando a desarrollar la enfermedad o que simlemente ha estado en contacto con ella.
Hay que decir que pueden haber falsos positivos y siempre será necesario repetir la serología para asegurarnos si suben, bajan o se mantienen los resultados.

El tratamiento suele consistir en antibióticos que administrados a tiempo suelen tener un pronóstico favorable. Son tratamientos largos, de unos 45 días. También hay tratamientos inyectables recomendados en los casos más graves.
Una vez transcurrido el tiempo que dure el tratamiento es necesario repetir las pruebas para asegurarnos que la bacteria no está presente.

La psitacosis puede llegar a transmitirse a personas que tengan mucho contacto con aves portadoras de esta bacteria, aunque no es algo habitual. Los síntomas de un humano infectado son fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, falta de apetito, dificultad respiratoria y malestar general.

Si tu agaporni muestra cualquier síntoma citado en esta entrada, o cualquier otro, acude cuanto antes a tu veterinario de exóticos para que le haga un buen historial clínico y así saber si estamos frente a la psitacosis o no.

29 jul. 2014

Juguetes de plástico

Por poco más de 1€ puedes comprar estos dos juguetes de plástico, un cilindro y una pelota de 4 centímetros.

Nyah con sus juguetes

Son de un plástico lo suficientemente resistente como para que no se rompa con facilidad y lo digo por experiencia propia, mis agapornis lo tienen desde hace tiempo y les han dado mil golpes y siguen intactos como el primer día.
Tu agaporni lo zarandeará, lo empujará y hará sonar el cascabel que llevan dentro. Recuerda la importancia de ofrecer juguetes a tu pájaro y no sólo dentro de la jaula, fuera de ella también deben distraerse.

15 abr. 2014

Convivencia agapornis-otros animales

¿Qué pasa cuando un agaporni tiene que convivir en la misma casa con un animal que no es un ave?
Sobre todo hay que tener mucho cuidado porque el agaporni es quien lleva las de perder.

AGAPORNI-PERRO
Dependerá del carácter, la edad y la raza del perro pero por regla general no es una buena combinación. El perro jugueteando puede llegar a hacerle daño, por muy buen carácter que tenga, o incluso podría atacarle ya que los pájaros son presas.
Los ladridos también les asustarán y harán que salgan volando despavoridos con el riesgo a chocarse contra cualquier cosa.

Mucho cuidado

AGAPORNI-GATO
Estamos en la misma situación que con el perro pero con mas peligro aún debido a su instinto de caza. Nunca los dejaremos sueltos en la misma habitación.

¡Peligro!

AGAPORNI-CONEJO
No suelen suponer un problema para el agaporni, puede que jugando o por simple curiosidad, el conejo acabe haciéndole daño sin querer si se acerca y lo pisa.

Ni fu ni fa

AGAPORNI-COBAYA
Igual que con el conejo, normalmente no son un riesgo para el pájaro pero al querer acercarse podría hacerle daño.

No suelen ser un problema

AGAPORNI-HURÓN
Depredadores por excelencia, no dudarán en atacar al agaporni. Nunca los dejaremos juntos.

Son una amenaza para nuestra ave

AGAPORNI-REPTILES
Al estar en terrarios no es habitual que tengan contacto físico por lo tanto no tendría que ocurrir ningún accidente, eso sí, con las serpientes sí que deberemos prestar atención y no dejarlos juntos.

No suelen tener contacto

Como véis un agaporni no debería tener contacto con ninguno de ellos, ya que por muy mansos que puedan ser sus compañeros, basta un simple juego de persecución para que acabe en una desgracia.

15 mar. 2014

Socialización

Que se conozcan poco a poco
Si tienes un agaporni y vas a adquirir otro debes saber que las presentaciones deben hacerse poco a poco o de lo contrario podemos provocar peleas o acabar con dos agapornis que nunca llegarán a ser amigos.

No olvides que un nuevo ave que llega a casa debe pasar una cuarentena, tenerlo aislado para asegurarnos que no tiene ninguna enfermedad infecciosa. Una vez pasado ese periodo podemos empezar con la socialización.

Lo primero que debemos saber es que jamás meteremos dos agapornis que no se conozcan en la misma jaula, el "dueño" de la jaula ante la presencia de un nuevo pájaro estará territorial y seguramente se volverá agresivo y su futuro compañero podría acabar herido de gravedad.
Lo que haremos será meter a cada uno en una jaula distinta y ponerlos cerca para que se vean y oigan pero no puedan tener contacto físico.
Observaremos el comportamiento de ambos, si no hay estrés los dejaremos así un par de días, sin sacarlos a ambos a la vez. En caso de estrés una de las jaulas la dejaremos en otra habitación para que no puedan verse.

Si no hemos notado nada raro en ninguno de los dos, pasaremos a la presentación con contacto directo. Los soltaremos en una habitación donde no estén las jaulas, siempre bajo nuestra supervisión, y les distrairemos ofreciéndoles comida por ejemplo, siempre tratando a ambos por igual para que no cojan celos. Esperaremos a ver como reaccionan y si hay peleas o agresividad los separaremos y tendrán que volver a estar cada uno en su jaula.
Repetiremos está operación cada día, tenerlos juntos fuera y con nosotros mirando y si la cosa marcha bien empezaremos a ver como se buscan, como acaban interactuando el uno con el otro o incluso que se acicalen entre ellos. Será momento de pasarlos a la misma jaula.

La jaula donde vayan a estar los dos deberá ser lo suficientemente grande como para que puedan estar alejado uno de otro en caso de que no terminen de llevarse muy bien. Los primeros días que estén dentro juntos deberemos estar muy atentos si no queremos llevarnos un disgusto.
No tenemos que confiarnos y es imprescindible que tomemos medidas si volvemos a notar algún tipo de provocación por parte de alguno.
Además en época de celo las peleas pueden estar presentes en la jaula, sobre todo si no se sienten correspondidos.

Con paciencia y supervisión podemos conseguir que sean amigos, sobre todo no intentes forzar las cosas, no le dediques más tiempo a uno que a otro para evitar celos y vigila los miedos y los ataques de los agapornis y reacciona en consecuencia.
Si finalmente pasa el tiempo y nuestros pequeños no hacen más que atacarse deberemos optar por tenerlos para siempre en jaulas separadas, eso significará además disponer del doble de tiempo para dedicarnos a ellos, ten esto presente antes de adquirir una nueva ave y que luego no sea una excusa para deshacerte de alguno.

Es muy beneficioso que un agaporni tenga la compañía de otro de su misma especie, y no temas, que si tu chiquitín tenía una relación estrecha contigo antes de la llegada del nuevo, la seguirá teniendo después aunque congenie con su compi.

Por otro lado vigila qué especie de ave juntas con tu agaporni, hay que tener cuidado ya que podría suponer un peligro para los dos. Siempre la mejor compañía de un agaporni será otro agaporni.

8 mar. 2014

Enfermedad de pico y plumas

Agaporni infectado por el virus del PBFD
La enfermedad de pico y plumas (PBFD) es de las más temidas en agapornis, es extremadamente contagiosa y no tiene cura, la mayoría de aves que enferman terminan muriendo.
La causa un virus que afecta únicamente a psitácidas, el modo de contagio suele ser a través de las cacas, del polvo de las plumas, de las secreciones del buche o directamente de madre a cría a través del huevo. Pájaros que no muestren señales de dicha enfermedad pueden estar infectando sin que lo sepamos y las aves contagiadas podrían llegar a mostrar síntomas hasta pasadas unas 3 ó 4 semanas.

Los síntomas del PBFD dependen de la edad del animal y de la variedad del virus que le esté afectando y suelen ser principalmente un mal crecimiento del pico y las plumas, cambio de color en las plumas, falta de plumaje alrededor de los ojos, picaje, embolamiento, vómitos y diarrea.

Ante cualquiera de estos síntomas deberemos actuar con rapidez y acudir a nuestro veterinario de exóticos y si se sospecha de esta enfermedad deberán hacerle un análisis de sangre (PCR), hay que tener en cuenta que el pájaro puede dar positivo sin que muestre síntomas, ahí es cuando deberemos extremar la higiene y vigilar un posible contagio en caso de tener más aves.

Como dije al inicio de la entrada no existe un tratamiento para la enfermedad de pico y plumas, lo que suele recomendarse es la eutanasia debido al peligro que supone para el resto de pájaros. En el caso de no vernos capaces de llevar a cabo la eutanasia deberemos ser muy conscientes de las consecuencias, que son, el contagio casi con seguridad a otras aves que tengamos y una degradación del agaporni enfermo al que poco podremos hacerle más que irle reforzando las defensas y la alimentación (en caso de necrosis del pico).
Finalmente no seamos egoistas y no permitamos un sufrimiento extremo al animal, la eutanasia volverá a ser el único paso que nos quede.

Prevenir y prevenir, es lo máximo que se puede hacer frente a esta enfermedad, ante la llegada de un nuevo ave siempre hay que tenerlo en cuarentena y realizar PCR después. Sólo si se descarta dicha dolencia podremos juntarlos.
En el caso de contagio, re-testear al resto de aves pasado un mes del primer análisis aunque éstas no muestren síntomas, así nos aseguraremos de que el virus ya no está presente y por supuesto una correctísima higiene de las instalacciones (pajareras, jaulas, accesorios...) aunque los desinfectantes usuales son poco efectivos.

25 feb. 2014

El papel de las hormonas

Agresividad, signo de celo
Si notas un cambio brusco en el comportamiento del pájaro seguramente se deba a que ha entrado en celo.

Principalmente notaremos que se vuelve territorial y que está incluso agresivo con nosotros. Deberemos tener mucha paciencia y evitaremos situaciones de estrés para ellos si no es por algo necesario, de esta forma nos libraremos de sus dolorosos picotazos. Mucho cuidado sobre todo a la hora de meter la mano en la jaula, la defenderán y no dudarán en picarnos.
Las hormonas terminarán bajando, por lo tanto sólo es cuestión de "adaptarnos" a ellos y respetarles cuando veamos que no quieren que toquemos algo suyo, ya sea un juguete, un comedero, una percha...

Otro síntoma que pueden mostrar durante esta época es un continuo regurgitar, ya sea con su pareja o hacia nosotros mismos. Puede que al posar sobre nuestra mano la intenten montar, acariciarles o ser cariñosos les potenciará el celo.

No te extrañe que en el caso de las hembras haya una continua puesta de huevos (independientemente de que tenga pareja o no), aunque no estén fecundados lo mejor será dejárselos para que los incube y no los retiraremos hasta que veamos que los ignora, de esta forma ayudaremos a reducir la cantidad de huevos que pueda llegar a poner. Recordemos el gran desgaste físico que les supone la puesta huevos.
Cuando están en celo buscarán construir un nido y cualquier material que encuentren a su alrededor será bueno para su fabricación, así que cuidado con lo que tenga a su alcance ya que no le importará destrozar lo que sea. Si pillan un papel lo harán tiras y se las colocarán entre las plumas con el fin de hacer el nido, tenlo en cuenta y si quieres minimizar el celo, hojas fuera.

Gritar en exceso también sera otro síntoma, haremos caso omiso, ya que si les reñimos o intentamos distraerles para que no chillen lo único que estaremos consiguiendo es darle a entender que si grita allí estaremos para "jugar" con ellos.

Por último el picaje se convierte en otra señal de una subida de hormonas, principalmente por frustración sexual, aunque nunca está de más que si nos encontramos con un caso de picaje acudamos a nuestro de veterinario de exóticos para que verfique si es por una causa u otra.

Algo que suele ayudar a disminuir el celo es bajarles las calorías en su dieta (germinados descartados en esta época), prohibidos los nidos o similares y además los tendremos con menos horas de luz.
Y repito, sobre todo mucha paciencia y nada de reñirles, el celo pasará y volverán a ser como antes y si crees que el cambio de actitud de tu agaporni no se debe a un tema hormonal o tienes dudas, acude al veterinario sin falta.

22 feb. 2014

Juguetes caseros

¿Sabías que un cordón de zapatilla, unos tapones o unos simples palitos de helados se pueden convertir en diversión para tu agaporni?

Con algo de imaginación y apenas unos pocos euros tendrás diferentes juguetes caseros con los que entretener al pájaro. Y así nos lo muestra el blog "La madriguera del Gatopornis".

Grandes ideas para los más peques

En el blog encontrarás unos sencillos tutoriales donde se explica paso a paso qué materiales necesitas para cada juguete y una explicación sobre la elaboración del mismo.

Todos sabemos la importancia de mantener distraído a nuestro agaporni y lo destructores que suelen ser con esos caros juguetes que venden para ellos, gracias al "Gatopornis" ya no tenemos excusa para renovarles su entretenimiento y, lo mejor, sin gastarnos mucho dinero.

17 feb. 2014

Acumulación de cacas

Algo tan sencillo como fijarnos en la distribución de las cacas del agaporni nos pondrá en alerta de si puede estar ocurriendo algo.

Si observas que las cacas están amontonadas en la misma zona de la base de la jaula y que en el resto apenas hay ninguna, significa que nuestro pequeño apenas se está moviendo o que permanece inmóvil en el mismo sitio todo el rato.
Puede que simplemente sea porque ha pasado toda la noche durmiendo en la misma percha o puede que el agaporni se encuentre mal y no le apetezca moverse.

Es muy sencillo diferenciar si es por un posible problema de salud, aparte de notar que las cacas están unas encimas de otras, el animal puede tener un aspecto "feo", plumaje en mal estado, inapetencia...

En la imagen que hay a continuación vemos la base de la jaula de mi agaporni Nyah, en la parte superior izquierda están apelotonadas varias cacas. En este caso el motivo es porque ella siempre se queda sobre ese sector a la hora de dormir y son las cacas que ha ido haciendo durante toda la noche.

Cacas acumuladas

Si notas este "síntoma" en tu ave y verificas que es por una cuestión de salud, ponte en contacto rápidamente con tu veterinario de exóticos.