25 oct. 2014

Germinados

Ofrecer de vez en cuando semillas o legumbres germinadas supondrá un buen aporte de vitaminas, enzimas, clorofila, aminoácidos, minerales y oligoelementos que ayudarán a la digestión del agaporni, incluso cuando están enfermos comer este alimento les será provechoso.
Estos beneficios nutricionales son más altos cuando empiezan las semillas y las legumbres a germinar, a partir del quinto día del crecimiento de la raíz disminuyen.

Para llevar a cabo este proceso puedes usar cualquier recipiente, un tupper, una olla, un colador, un frasco de cristal... o una propia germinadora.
Puedes darles las semillas y legumbres frescas a tus agapornis de la siguiente manera, en el envase escogido pon los alimentos que prefieras y cúbrelos de agua hasta que quede unos milímetros por encima. Déjalos en remojo durante toda la noche y a la mañana siguiente estarán listas para comer, descartando aquellas que hayan quedado flotando y escurriendo el resto hasta dejarlas secas antes de dárselas al pájaro.
Esta será una saludable forma de comer, pero si quieres que lo sea más aún entonces deberás hacerlas germinar.

Cada semilla/legumbre precisa de un determinado tiempo para germinar por eso hasta que nos habituemos será necesario usar tantos recipientes como semillas/legumbres distintas utilicemos. Eso sí, será obligado seguir unos sencillos pasos:
-No utilices semillas/legumbres que hayan sido tratadas con productos químicos.
-No utilices semillas/legumbres rotas o con mal aspecto.
-Mide la cantidad que vayas a dar, normalmente para un sólo agaporni con una cucharada será suficiente.
-Acláralas con agua hasta que la veas limpia.
-Déjalas en remojo unas 12 horas cubriéndolas de agua unos milímetros por encima, puedes añadir alguna solución antibacteriana para evitar el enmohecimiento y deja el recipiente en un lugar oscuro a temperatura ambiente.
-Pasado ese tiempo acláralas bien y escúrrelas hasta que simplemente queden húmedas.
-Volver a dejarlas en el recipiente en un lugar oscuro y ventilado.
-Mójalas varias veces al día y recuerda que sólo deben quedar húmedas.
-Cuando empiecen a brotar, esperar que se sequen y estarán listas para que el agaporni las coma.

Deberemos fijarnos que los brotes no tengan un olor desagradable ni moho, en tal caso los tiraremos, limpiaremos bien el recipiente y tendremos que empezar de nuevo todo el proceso de germinación.

La mayoría de semillas o legumbres necesitan de unas 12 horas de remojo, pero algunas precisan de menos tiempo, a continuación os dejo una lista detallada de cada una de ellas que pueden comer.

Semillas

ALHOVA: Son amargas y buenas para la digestión, el hígado y para despejar mucosidades.
ALMENDRAS: Remojo de unas 8 ó 12 horas. Usar sólo almendras con piel. No dejarlas germinando más de 2 días porque se vuelven rancias. Normalmente no aparece un brote sino que se hinchan.
AMARANTO: Remojo de unas 2 ó 4 horas. Los brotes pueden ser amargos.
AVENA: Usarla sin quitar la cáscara, las llamadas "avena entera" o "avena pelada" no germinarán.
ARROZ: Usar sólo el integral.
CALABAZA: Es raro su brote, puede llegar a tener bacterias y sabor rancio, por lo que se recomienda ofrecerlo tan sólo remojadas. 
CEBADA: Utilizar la cebada sin pelar, las cáscaras aunque sean duras les gustarán.
CENTENO: Si aparece moho, retirarlo de inmediato.
COL Y COL RIZADA: Son de sabor fuerte, pueden crecer estando verdes.
ESPELTA: Mejor los brotes de Invierno que son más duros que los de Primavera que son suaves.
LINO, ZARAGATONA Y CHÍA: Remojo de unas 2 ó 4 horas. Para brotar precisan de un recipiente de arcilla.
MAÍZ: Remojo de unas 12 ó 18 horas. Es duro y lento de germinar pero suele gustar bastante.
MAÍZ DE PALOMITAS: Remojo de unas 12 ó 18 horas. Es dulce y no es necesario humedecerlo tanto como el de mazorca.
MIJO: Sin pelar es el que mejor brota.
MOSTAZA: Las hay negras, marrones y amarillas. Las marrones son más pequeñas y difíciles de usar en las mezclas.
PIPAS DE GIRASOL: Con cáscara o sin ella, negras o rayadas.
QUINOA: Remojo de unas 2 ó 4 horas. Germinan rápido, poner durante la noche 1/3 de semillas y 2/3 de agua y a la mañana siguiente habrán brotado.
RÁBANO: Suelen gustar mucho.
SÉSAMO: Remojo de unas 2 ó 4 horas. Usarlas sin quitar la cáscara, a partir del segundo día se vuelven amargas.
TEFF: Remojo de 4 horas. Que sea el grano entero, tiene un sabor dulce que encanta.
TRIGO: Remojo de media hora.
TRITICALE: Es una mezcla entre el centeno y el trigo.

Legumbres

ALFALFA Y TRÉBOL: Remojo de unas 2 ó 4 horas. Utilizar un trapo de algodón o papel de cocina para evitar que las más pequeñas se cuelen.
GARBANZOS: Hacer sólo para un día ya que se estropean muy rápido.
LENTEJAS: Las de menor tamaño brotan con mayor rapidez. Tienen un sabor picante que encanta.

Importante, las habas crudas como la alubia común, la negra, judías, judías pintas y de soja y habas pueden provocar problemas de toxicidad en personas por lo tanto en aves puede suceder también. A excepción de los brotes de soja, que se pueden comer crudos si han crecido durante mucho tiempo, pero que no son buenos para germinar.

Teniendo unas medidas de higiene y siguiendo los pasos indicados las semillas y legumbres germinarán sin problemas de hongos. Aunque se puede usar para evitar la contaminación fúngica extracto de semillas de pomelo.

Germinado de garbanzos y lentejas