30 mar. 2015

Test nº1

Sencillas preguntas en torno a nuestros coloridos agapornis, a ver si aciertas las 10.


Son muy facilitas

22 mar. 2015

Híbridos

Cuando decimos que un agaporni es híbrido nos referimos a que es el resultado del cruce de dos especies distintas de las 9 que hay. Hay que tener cuidado porque por culpa de esto podrían llegar a desaparecer las especies puras ya que la mayoría de híbridos son estériles.

Conocer cómo son las especies en su forma pura nos ayudará a saber si nuestro ejemplar es un híbrido o no, aunque no siempre es fácil de detectar. Como ejemplo tomaré a mi agaporni Jill, ella es híbrido de "Personata" y "Fischer". En la siguiente imagen vemos cómo es un "Personata" puro.

Personata azul puro

Si nos fijamos en Jill bien podríamos decir que es un "Personata" pero su cara gris en vez de negra nos revela que estamos ante un híbrido mezcla de "Personata-Fischer" como decía anteriormente.

Híbrido Personata-Fischer

El híbrido entre estas dos especies suele ser el más habitual, a continuación vemos bajo estas líneas otro ejemplo.

Híbrido Personata-Fischer

Algo que también debería importarnos no es sólo saber si es un híbrido, es saber si es fértil o estéril ya que como decía al principio de la entrada no todos los cruces pueden llegar a tener descendencia.
Cruzar especies con anillo ocular (Nigrigenis, Personata, Lilianae y Fischer) dará como resultado crías híbridos fértiles.
Cruzar especies sin anillo ocular (Canus, Roseicollis, Tarantus, Pullarius y Swinderniana) dará como resultado híbridos fértiles.
En cambio cuando juntamos especies con anillo ocular con otras que no lo tengan es cuando las crías serán híbridos estériles. No quiere decir que no podrán poner huevos, sino que éstos no estarán fecundados.

A la izquierda anillo ocular, a la derecha agaporni sin anillo

El mundo de los híbridos es bastante complejo y sólo las personas más experimentadas sabrán detectar al 100% si un ejemplar lo es o no. Además hay que tener en cuenta que si adquieres un pollito, al no tener aún su plumaje definido puede que nos sea difícil saber si estamos ante un híbrido.

8 mar. 2015

La coccidiosis

Que no tenga contacto directo con las heces
La coccidiosis es una enfermedad parasitaria que suele afectar sobre todo a aves jóvenes, aunque pájaros adultos también pueden padecerla.
Dicha enfermedad afecta principalmente a los intestinos, donde unos parásitos llamados coccidios provocan una serie de síntomas que pueden ser más o menos graves dependiendo del grado de afección.

En casos agudos las cacas pueden llegar a ser sanguinolentas, hay diarrea, vómitos, embolamiento y el pájaro tiene mucha sed.
Si el caso es subagudo notaremos un adelgazamiento progresivo, sangre en las cacas, diarrea y embolamiento.
Cuando se convierte en algo crónico el animal come y bebe más de lo normal y aún así no sube de peso, también hay diarrea pero no es el síntoma más común en este caso.

La coccidiosis se puede transmitir por contacto directo con cacas infectadas y por una mala higiene en jaulas o voladeras donde hayan restos de cacas con coccidios, las cacas se secan convirtiéndose en polvo y debido al aleteo de los pájaros respiran dicho polvo o contaminan la comida provocando el contagio. El periodo de incubación de la enfermedad es de unos 12 días.

Ante la presencia de los síntomas anteriormente mencionados deberemos acudir cuanto antes a un veterinario de exóticos, tomará una muestra de las cacas si tiene la sospecha de que estemos ante una coccidiosis y si se confirma pondrá el tratamiento adecuado que suele consistir en el uso de sulfamidas.
Hay que tener en cuenta que la utilización de estos medicamentos elimina la vitamina K (tiene una función antihemorrágica) del organismo, por lo tanto será necesario administrarla con el fin de evitar hemorragias.

Es muy importante que actuemos con rapidez si sospechamos de coccidiosis sobre todo si se trata de un ave joven ya que pueden deshidratarse en cuestión de horas y morir.

Una correcta higiene nos evitará disgustos, el agua del bebedero debe ser cambiada a diario, limpiar la jaula/voladera a menudo sobre todo si hace calor o hay humedad, ya que dichos ambientes ayudan a que los coccidios se propaguen con mayor rapidez.
Usar rejillas para que el agaporni no tenga contacto directo con las cacas es otra manera de evitar la enfermedad.
Y si adquirimos un nuevo pájaro lo someteremos a una cuarentena antes de juntarlo con el resto.